• incognitives

Meditación

Actualizado: 4 mar 2019




El cielo de tu jardín es azul cristalino. La luz del sol se filtra por el sendero que recorres,

salpicándolo de sombras , y las mariposas revolotean ante ti y te llevan a una zona más

profunda del jardín.

Vuelan armoniosamente, trazando un dibujo en movimiento de colores. Algunas son muy grandes, con brillantes alas azules salpicadas de puntos dorados. Otras , de un cálido y aterciopelado color

castaño , tienen las alas sombreadas de marrón y perfiladas de verde.

Estos colores son tan ricos y tan bellos que te dan ganas de pintarlos. Deténte durante unos

momentos  e intenta expresar con el pincel lo que sientes en tu interior y lo que perciben tus ojos.

Las flores se han vestido con los colores más hermosos. Se yerguen largas y orgullosas exhalando su perfume a través de las hojas de los arbustos y de las ramas de los árboles.

A medida que te adentres por el sendero de tu jardín, sintiendo el calor de la tierra bajo tus pies

te encuentras con el abuelo árbol. Es el árbol más viejo del jardín y está lleno de conocimientos y de sabiduría.

Cuando hayas hecho un bosquejo de todo cuanto ves, quizá quieras reproducir en color lo que estas imágenes significan para ti.  Quizá cambies o exageres algunos aspectos o desees reproducir las imágenes que percibes.

Puedes utilizar acuarelas, mismas que encontrarás al pie del árbol abuelo. Deja que tu imaginación

te ayude . La imaginación hace que tu creatividad fluya y florezca. Déjala vagar, crear y manifestarse.

Pinta y pinta hasta que te sientas satisfecho con lo que estén reproduciendo. Las mariposas, los animales, la hierba y los árboles, las flores y el cielo, así como el luminoso sol dorado.







33 visualizaciones