• Alejandra Mora

Millennials y pensiones


Los Millennials, jóvenes que nacieron entre 1981 y 1997, pagarán jubilación de sus padres, de algunas generaciones futuras y las suyas.

La inviabilidad del sistema financiero ocasiono que la nueva Ley del Seguro Social entrara en vigor en 1997 padres y abuelos de millennials pertenecían a un sistema de pensiones de beneficio definido que operaba como un sistema de reparto, mientras que ellos se rigen bajo un sistema de contribuciones definidas, esta pensión depende directamente de las aportaciones del trabajador y el rendimiento acumulado de éstas en cuentas individuales administrado por empresas Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).


Todos los que hayan comenzado a cotizar en el IMSS después de 1997 serán jubilados sólo con los recursos que hayan acumulado en una afore, lo que es un hecho dada la poca educación financiera que nos rodea, la manera de llevar sus situaciones financieras, la poca cultura de ahorro que tienen y además que los jubilados absorben tanto dinero que no es posible aumentar los salarios en México, según El Economista las pensiones apenas alcanzarán los $2,000 mensuales.


Si los jóvenes de esta generación decidieran ahorrar voluntariamente 5.0% de su sueldo para mejorar su pensión, se alcanzaría una cotización de $4,711 pesos de pensión al mes, pero solo depende del fomento e incentivo que tengan para ahorrar y trabajar a edades tempranas.


Siendo qué también se enfrentan a incertidumbre económica, datos del banco de inversión Goldman Sachs se calculó que la edad promedio para adquirir un bien inmueble para esta generación pasó de ser a los 25 años a los 45 años.


En realidad sus pensiones serán casi inexistentes esto debido a que según cálculos de ASF el gasto en pensiones con beneficio definido de IMSS donde la institución las paga, se extinguirá hasta el año 2090; en el 2075 en el caso del ISSSTE, el 2090 para la CFE y para el 2074 en el caso de Luz y Fuerza del Centro.


¿Esto qué significa? que para las generaciones anteriores el sistema financiero, no está lo suficientemente fondeado, por lo que el gobierno ha tenido que destinar dinero, que se paga con impuestos generales, a cerrar esos huecos financieros, ¿de dónde rellenarlo? ¿de dónde saldrá el dinero del pago de las pensiones de los padres y abuelos de los millennials? tendrá que ser recaudada a través del SAT, con la retención del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el cobro del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS)


Aunque los millennials deberán cargar con el pago de las pensiones de sus padres, la generación Z no estará en la misma situación. Esto se debe a que ambas generaciones estarán en cuentas individuales (Afores). Lamentablemente el grueso del dinero que faltará para cubrir las pensiones de la generación X y de los baby boomers será pagado con una parte importante de los impuestos solo de los millennial, aquí hay un tema alarmante.


En 2017, el pago de pensiones representó el 15.5% del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), equivalente a 3.7% del PIB para el 2018 , ascendió a 3.8% la recaudación total del IVA representa el 3.9% del PIB, esto es como si todo el IVA que está pagando la sociedad se destinara para cubrir las pensiones de la generación X y baby boomers.


Lo único que queda por hacer es que esta generación de jóvenes hagan sus aportaciones voluntarias en las Afores que les corresponden mientras trabajan e incluso cuando no lo hacen y ahorrar.


Las empresas pueden aportar otra parte como una prestación adicional, incluso las cajas de ahorro que se generan, mantenerlas como un ahorro si salen de esa empresa, y tomar la única ventaja de las Afores es que se pueden mover a instituciones distintas y dan la opción e elegir en que se quiere invertir el dinero o dejarlo en manos de ellos para generar los rendimientos. Y pensar que no es mejor vida el día a día sino lo que el ahorro hará por ellos en un futuro.




103 visualizaciones