• Alejandra Mora

Preferencias políticas de los americanos más adinerados

En este articulo hablaremos sobre las diferencias y preocupaciones entre las distintas clases sociales en cuestiones gubernamentales.

Para comenzar diremos que las personas más adineradas de América son aquellas que son políticamente más activas y conservadoras que el resto de a sociedad. Partiendo de esta premisa y a sabiendas de que ellos buscas cosas muy especificas de los políticos, el enfoque de las políticas económicas muchas veces esta desviada hacia lo que no la mayoría de los ciudadanos esperan y esto debido a que los más adinerados usualmente son más liberales en cuestiones s­­ociales y más conservadores en cuestión de políticas públicas y fiscales principalmente.

Se engloban en 3 categorías principales, política fiscal, desigualdad y educación.

Sobre desigualdad y redistribución, los de la clase alta, expresan conciencia de la desigualdad de los ingresos que presentan los Estados Unidos en la actualidad.

La mitad de ellos no aceptan el argumento de que las grandes diferencias en el ingreso son necesarias para la prosperidad en américa y aceptan la idea de que lo que pagan anualmente de impuestos es lo que deben, sin embargo exigen una disminución para su clase en los impuestos, volvemos la carga tributaria para la mayoría y las minorías mas adineradas alegan tener mayores derechos de reducción en sus cargas, es decir, están consientes de que existe la desigualdad sin embargo no están a favor de una redistribución gubernamental del ingreso.

La disparidad y pensamiento de las distintas clases sobre el tema tributario es que son complejos y causan mucha confusión para muchos ciudadanos, muchos americanos están consientes de que hay ciertos conceptos clave, por ejemplo menos de la mitad saben que el ingreso mas alto en las personas no pagan porcentajes más altos de lo que ganan que las personas con menos ingresos, sin embargo solo el 21% sabe que el menor ingleso paga porcentajes mas altos de lo que ganan en impuestos, el 47% sabe que en ingresos nominativos pagan impuestos regresivos más altos que en el este de Europa.

La aceptación de los impuestos regresivos para los más ricos es bien aceptada.

En cuestión de educación la clase alta desea que se invierta en este tipo de programas, para la educación pública en vez de reducir el presupuesto e incluso están dispuestos a pagar mayores impuestos para invertir en la educación primaria de los niños, incluyendo incentivos económicos para los profesores, con el fin de incentivar su manera de enseñar.

Aquí la gran diferencia entre la clase alta y las demás es que el 35% de ellos piensa que el gobierno debe gastar lo que sea necesario para asegurar que los niños tenga una buena educación publica sin acreditar la idea de que esto debería implicar un aumento en los impuestos, es decir considera que es mejor reducir el presupuesto en cualquier otro programa y redirigirlo a la educación, al contrario que el otro 65 porciento quienes piensan que la educación es fundamental y no les afecta el conocer que esto implica un aumento en sus impuestos.

Otro dato importante sugiere que los adinerados con sus ideas se enfocan más en incentivar la efectividad sobre la relevancia del bajo presupuesto a la orientación de reformas al mercado, no gastar innecesariamente en lo que podría aplicarse a mejorar la calidad de las escuelas publicas, brindar becas.

Esto nos ayuda a concluir que la riqueza es igual a poder, en nuestra era en un periodo de de negligencia entre la relación de desigualdad económica y política tiene un tema sujeto al escrutinio.

En cualquier lugar de Estados Unidos los ricos tienen casi las mismas condiciones en pensamiento y comportamiento político, ellos son quienes están mas preocupados en donde se distribuirán los presupuestos anuales de las tasas de impuestos marginales y los inconvenientes de la regulación económica, debido a que esto siempre afectará a sus intereses de acumulación.




77 visualizaciones